Robo o pérdida de la tarjeta de crédito. Uso fraudulento antes de la denuncia.

robo tarjetaSi en el transcurso de tiempo que transcurre entre el robo o pérdida de la tarjeta de crédito y la denuncia llega a utilizarse la tarjeta por un tercero, con la nueva Ley de Servicios de Pago, el titular sólo será responsable por una cuantía máxima de 150 euros siempre y cuando no haya existido negligencia o dolo por su  parte. El exceso correrá a cargo de la entidad emisora de la tarjeta. Muchos bancos y cajas han optado por contratar un seguro que cubra este riesgo.

En caso de que la entidad emisora de la tarjeta nos quiera cobrar más de esos 150 euros que por ley estamos obligados a asumir, deberemos presentarles reclamación por escrito, en la que en principio debe ser suficiente hacer mención expresa a la Ley 16/2009, de Servicios de Pago.

En caso de que nuestra reclamación no sea atendida, tendremos que acudir, en primer lugar,  al Defensor del cliente de la entidad y luego al Banco de España, aportando copia de todos los escritos presentados con anterioridad y de los documentos de repuesta que nos haya enviado el banco.

Los teléfonos de más utilidad en caso de pérdida o robo de la tarjeta de crédito son los siguientes:

MasterCard Eurocard: 900 971 231.
Visa: 900 99 11 24.
American Express: 902 37 56 37.
Diners Club: 902 40 11 12.
4B: 913 62 62 00 / 902 11 44 00.
Servired: 902 19 21 00.
Euro6000: 902 20 60 00.

Comprueba también el límite de crédito en las tiendas. Para los titulares de las tarjetas Visa o Eurocard, dicho límite es de 2.500 euros dentro de un periodo de 30 días. Si crees que vas a necesitar más dinero, negocia con tu banco un límite más alto. Los que tienen la American Express carecen de limitaciones. Cuando pagues tus compras en una tienda y pasan tu tarjeta por la “bacaladera”, esas vieja máquina que imprime el relieve, comprueba que el importe que consta sea correcto. Dicho importe debe aparecer en la divisa local. Anota el número completo de tu tarjeta de crédito, así como la fecha de caducidad, en un trozo de papel que llevarás contigo, pero no en tu cartera. Guarda también el número de teléfono al que tienes que llamar si deseas anular un cargo. En caso de pérdida o robo, esta información te resultará indispensable.