Tarjeta Vivacard Mastercard

La Tarjeta Vivacard Mastercard está anunciada como una tarjeta de débito. Pero realmente se trata de un préstamo personal representado en una tarjeta. Puedes solicitar la tarjeta online, a través de un formulario web, o bien telefónicamente y en aproximadamente 48 horas te comunicarán si te lo conceden o no.

La tarjeta Vivacard te ofrece un préstamo personal de 2.000 euros a devolver en 36 mensualidades. Los pagos deben hacerse en una cuenta del Banco de Sabadell en los diez primeros días de cada mes. La empresa comercializadora de la tarjeta Vivacard Mastercard y concesionaria del préstamo no se encarga de que te pasen el recibo de la cuota mensual a tu cuenta. Es el cliente el que debe estar pendiente de realizar todos los meses desde su banco la transferencia del pago de la cuota del préstamo, puesto que se trata de una tarjeta de crédito sin cambiar de banco.

En cuanto al importe de la cuota, es un préstamo a tipo fijo, y la cuota mensual asciende, según la web, a 57,50 euros. Nada se dice en la web sobre la amortización total o parcial ni de las comisiones, así que deberemos informarnos al respecto.

Como tarjeta de débito, la tarjeta Vivacard te permite disponer de efectivo la mayoría de los cajeros del mundo, con un máximo de 500 euros diarios y con un coste de 1,5 euros si el cajero está en España, y 4 euros en el resto de los casos, con independencia del importe que saquemos.

La tarjeta Vivacard la comercializa la empresa inglesa Money Gest Service, y dado el pequeño importe que concede, su objetivo son sobre todo amas de casa, parados, estudiantes y personas que se encuentran incluidas en registros de morosos y que no pueden obtener financiación por otras vías, con edades comprendidas entre 21 y 65 años.

En caso de pérdida de la tarjeta de crédito, la web facilita un número de teléfono del extranjero, pero se puede comunicar también a  Mastercard, y que sean ellos quienes la anulen. Después, podemos solicitar un duplicado por correo electrónico, pero debemos saber que el coste es de 15 euros.

No podremos solicitar otra tarjeta Vivacard en tanto no hayamos reembolsado íntegramente el préstamo anterior. Por último, a tener en cuenta que en caso de impago, se generarán unos intereses de demora y unos gastos de gestión, y además nos incluirán en ASNEF.