Qué es una tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es el medio de pago ofrecido por entidades financieras, de uso más extendido, tanto usada en los comercios físicos como a la hora de pagar compras por la red.

Su soporte es un plástico con una banda magnética que almacena una serie de datos sobre el titular y una cuenta corriente asociada para hacer efectivos los pagos o disposiciones de efectivo realizados con la tarjeta de crédito. Hoy en día es el medio de pago más utilizado, sólo por detrás del dinero en metálico.

Gran parte del éxito de la tarjetas de crédito se encuentra en la comodidad y seguridad, al permitirnos disponer de efectivo sin necesidad de llevar  encima dinero en metálico. El importe del crédito que lleve aparejado la tarjeta dependerá de lo autorizado por cada banco en función de los ingresos y capacidad de reembolso del cliente.

Las tarjetas de crédito pueden convertirse en un gran aliado del consumidor siempre que se sepan utilizar puesto que ofrecen distintas posibilidades de acceder al crédito del que dispone el cliente, y se conozcan las comisiones que las entidades emisoras cobran por los distintos servicios que prestan.

Las tarjetas de crédito son un sistema rápido y útil si se necesitamos financiación para nuestras necesidades diarias. Ahora bien, es recomendable tener cuidado pues el historial de crédito del usuario puede verse afectado y si no se efectúan los pagos a tiempo deberán pagarse intereses de demora que pueden llevar a una situación de deuda superior a la prevista en un primer momento.