Robo o pérdida de la tarjeta de crédito en el extranjero

robo tarjeta credito extranjeroLa tarjeta de crédito es uno de los elementos básicos en el equipaje de todo aquel que viaje al extranjero, puesto que es un medio de pago con gran implantación en la mayor parte de los países, no sólo de la Unión Europea.

En caso de pérdida o robo de la tarjeta de crédito, al tratarse de un producto que tiene un límite disponible mensual, una vez agotado, impide que se pueda seguir disponiendo. Además, la legislación europea limita la responsabilidad del usuario en caso de robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito, a los primeros 150 euros (el resto lo asume el banco emisor de la tarjeta), siempre y cuando no se haya extraído el dinero usando el PIN de la tarjeta. Si este fuera el caso, el usuario asume toda la pérdida hasta el momento en que curse la correspondiente denuncia.

Pagando los servicios con tarjeta en lugar de en efectivo no se incurre en los costes que supone el cambio de moneda en los países de la zona euro. En cambio se debe evitar sacar dinero a crédito de los cajeros, puesto que se genera comisión por extraer dinero desde el extranjero y por sacar con tarjeta de crédito. Si el cajero nos da opción a la hora de realizar la retirada de efectivo, marcaremos la opción de retirar de “cuenta corriente/ahorro”, en lugar de “a crédito”.