Evitar el fraude con las tarjetas de crédito

evitar-fraudeEl robo o pérdida de la tarjeta de crédito puede conllevar su uso ilícito por terceras personas. En la medida de lo posible, podemos evitar los fraudes si seguimos algunas normas básicas.

En los comercios.

Para reducir la posibilidad del fraude a la hora de realizar compras en los comercios es conveniente que exhibamos junto con la tarjeta, el DNI, pasaporte o carnet de conducir. Existe jurisprudencia que en caso de haberse realizado un pago con una tarjeta sustraída, condena al comerciante a indemnizar al perjudicado por no haber obrado con la diligencia debida y no haber exigido el documento de identidad a quien hizo el pago y que por tanto suplantó la personalidad del verdadero titular de la tarjeta.

Evitar el fraude con las tarjetas de crédito en la red.

En este terreno prevenir el fraude es bastante más difícil, puesto que en ningún momento se comprueba la identidad del comprador o usuario. Lo único que  está en nuestra mano es intentar prevenir, no la pérdida o sustracción física, sino el acceso a los datos de nuestra tarjeta, comprando sólo en páginas seguras que nos puedan garantizar la privacidad de la transacción. Debemos desconfiar de aquellas páginas que no nos soliciten la fecha de caducidad ni el cvv a la hora de realizar el pago.

Cómo evitar el fraude en los cajeros automáticos.

Teniendo en cuenta que es imprescindible, para hacer uso de la tarjeta de crédito en un cajero, tener el PIN, nuestro comportamiento irá encaminado a asegurar que nadie tiene acceso a él. En ningún caso lo llevaremos anotado y para evitar que se nos olvide es aconsejable cambiarlo por uno que recordemos fácilmente, pero que no tenga que ver con el DNI ni con fechas de cumpleaños, puesto que son combinaciones que los delincuentes prueban en primer lugar. Cuando tengamos que teclear el PIN en el cajero, comprobaremos el estado del teclado y nos aseguraremos de que no tenemos nadie a nuestras espaldas. Procuraremos además tapar con la mano con la que no marcamos el teclado, a la hora de digitar el PIN, para evitar su detección si hubieran colocado microcámaras.