Coste de las tarjetas

Coste-tarjetas-créditoHay bancos que ofertan la tarjeta de crédito o débito de forma gratuita a cambio de contratar algún servicio. Es el caso de las entidades que por domiciliar la nómina o la pensión o por hacerte cliente te ofrecen una tarjeta de crédito sin cuota anual. Es indiferente la marca de la tarjeta que el banco te ofrezca (Visa, MasterCard o Eurocard, American Express, etc).

Otras entidades cobran cuotas anuales que suelen ser más bajas en las tarjetas de débito que en las de crédito. Incluso algunos bancos o cajas cobran cuota de mantenimiento sólo para las tarjetas de crédito.

Otro coste a tener en cuenta son las comisiones que cobra el banco por el uso de la tarjeta. Por ejemplo, cada vez que se utiliza la tarjeta de crédito o de débito, en un comercio, el comerciante debe pagar un porcentaje de la venta realizada. Este coste, con la nueva Ley de Medios de Pago, es repercutible al usuario. Hasta ahora no era posible hacerlo.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de analizar el coste de una tarjeta de crédito, son los intereses que se derivan de aplazar el pago del límite dispuesto. Y en caso de impago, los intereses de demora y la comisión que suelen cobrar las entidades por reclamar la deuda.

Por último hay que tener presente las comisiones que nos cobrarán por retirar efectivo en cajeros que no pertenezcan a la red a la que esté asociado nuestro banco, y las que nos aplicarán por utilizar nuestra tarjeta en el extranjero, ya sea en compras o en reintegro de efectivo en cajeros o en ventanilla.