¿Qué comisiones tiene una tarjeta de crédito?

comisiones-tarjetas-creditoEn principio cada entidad financiera puede fijar libremente las comisiones a aplicar pero deben estar publicadas en el tablón de anuncios de cada entidad estableciendo los mínimos y máximos que pueden cobrar. Dependiendo del tipo de tarjeta y el banco o caja que la comercialice, nos pueden aplicar todas o algunas de estas comisiones:

Comisión por emisión, renovación o mantenimiento. Es un importe fijo que nos cobrarán en el momento en que nos es emitida la tarjeta de crédito, y anualmente por la renovación. Debe venir reflejado expresamente en el contrato de la tarjeta. No obstante hay entidades que no cobran estas comisiones si se cumplen una serie de requisitos. Es el caso de las tarjetas de crédito asociadas a las cuentas nómina. La cuota anual de renovación de la tarjeta puede oscilar entre 12,02 euros y 180,30 euros, anuales dependiendo de las prestaciones de la tarjeta y del límite del crédito de cada una. Los bancos también pueden cobrarnos una parte de esta comisión por emitirnos un duplicado de la tarjeta.

Comisión por excedido o descubierto. Es un importe que el banco o caja nos cobra cuando hemos hecho uso del crédito de la tarjeta pero no tenemos dinero en la cuenta corriente para afrontar el pago. Puede ser tanto un porcentaje sobre el importe impagado como una cantidad fija.

Comisión por reclamación de impago. Se trata simplemente de una cantidad que cobra la entidad por el mero hecho de tener que reclamar a un cliente el pago del saldo adeudado. Puede ser tanto un porcentaje de la deuda como un importe fijo.

Comisión por retirada de efectivo y consultas en cajeros automáticos. El importe de la comisión varía en función de la red a la que pertenezca el cajero automático en el que queremos realizar el reintegro de efectivo. Si utilizamos un cajero de la red a la que pertenece nuestro banco, la operación será gratuita. Si es de una red distinta, la comisión varía pudiendo oscilar entre 3 y 6 euros, siempre que estemos en territorio nacional, porque de encontrarnos en el extranjero, la comisión puede llegar a triplicarse. La Orden 1019/2003, de 24 de Abril sobre transparencia de los servicios bancarios prestados mediante cajeros automáticos, establece la obligatoriedad de que el cajero informe previamente de la comisión y gastos que va a generar la operación que pretendemos realizar con nuestra tarjeta de crédito en el cajero automático.

Comisión por transferencia de fondos. Es un porcentaje que nos cobran por traspasar fondos de una tarjeta a otra, o de la tarjeta a la cuenta corriente. Se aplica sobre el importe traspasado.

Comisión por cancelación anticipada. Algunos bancos y cajas cobran una comisión a los clientes que quieren cancelar la tarjeta de crédito teniendo deuda pendiente. Suelen aplicar un porcentaje del 3% del capital pendiente de pago.

Es fundamental para hacer un uso racional de la tarjeta de crédito, conocer de antemano todas las comisiones que lleve aparejadas. Así evitaremos además sorpresas desagradables, al cobrarnos una comisión que no esperábamos. Por otro lado las comisiones son elementos diferenciadores de las tarjetas de crédito comercializadas por los distintos bancos y cajas, que deberemos conocer a fondo antes de decidirnos por la contratación de una u otra.