Comisiones de la tarjeta de crédito en el extranjero

comisiones en el extranjeroHay que distinguir tres grandes supuestos: la Zona Euro, el resto de Europa que está fuera de la unión monetaria, y el resto del mundo. En la Zona Euro las comisiones son similares a las que se cobran en territorio nacional, siendo usual que se cobre 1 euro cada vez que se saque dinero con la tarjeta de crédito del cajero, aunque muchas entidades cobran entre el 1% y el 2% del importe de la operación.

En el resto de Europa, ya fuera de la Zona Euro, se cobra comisión por los pagos hechos con tarjeta y suele rondar el 2%. Si hablamos de reintegro por cajero la comisión suele subir un poco más y situarse en torno al 2,5 %. Si en lugar de utilizar el cajero para extraer el dinero lo hacemos en ventanilla de una entidad financiera, la comisión se duplica.

En el resto del mundo las comisiones y los gastos son tan variopintos que conviene informarse bien en el banco o caja emisor de la tarjeta de crédito antes de viajar, pero por regla general las comisiones son más altas, y puede haber limitaciones en cuanto al importe máximo que se puede extraer de cajero y el que se puede destinar a compras con la tarjeta.

En cualquier caso, extraer dinero en un cajero de un país cuya moneda no sea el Euro, significará que tienen que convertir la moneda para lo cual los bancos utilizan dos sistemas:

– aplicar el tipo de cambio de un día concreto para todos los pagos hechos con la tarjeta de crédito durante un mismo mes.

– aplicar a cada compra el tipo de cambio vigente en el momento de cada compra.

Es importante tener en cuenta que suele ser más barato sacar dinero del cajero en el país que nos encontremos que comprar la divisa en España, pero lo mejor es informarse, antes de viajar, de las comisiones por el uso de la tarjeta y por la compra de la divisa para optar por la más ventajosa para el usuario.