¿Cómo salgo del RAI?

salir-del-raiSi debido a un impago, algún banco o caja nos ha incluido en el RAI y queremos salir de él, lo primero que debemos hacer es saldar la deuda. Una vez realizado el pago y extinguida la deuda, debemos dirigirnos al RAI para solicitar la baja, aportando el justificante de haber saldado la deuda y una fotocopia de nuestro DNI, para que en el plazo de 10 días nos eliminen de los registros. Si no nos hacen caso, podemos reclamar ante la Agencia de Protección de datos adjuntando fotocopia de todos los trámites y documentación que hemos presentado ante el RAI. En cualquier caso el tiempo máximo que estaremos sin salir del RAI es de 30 meses.

También podemos solicitar la baja en el RAI al banco o caja que nos dio de alta en el fichero. Es aconsejable solicitar un documento que acredite que nos han sacado del RAI y que ya no figuramos como morosos en sus registros.

Hay que tener en cuenta que en tanto figuremos en los registros de morosos la posibilidad de obtención de financiación se ve mermada, puesto que casi todos los bancos y cajas además de estudiar la documentación que les aportamos (nóminas, renta, propiedades, etc) y de acudir a la CIRBE, consultan los registros de morosos, sobre todo RAI, ASNEF y EXPERIAN, a la hora de valorar la concesión o no del préstamo o la tarjeta de crédito. Que figuremos en alguno de esos registros es determinante, en la inmensa mayoría de los casos, para que nos denieguen la operación.

¿Qué opción tenemos si no logramos salir del RAI?.

El único recurso que nos quedaría sería solicitar un préstamo entre particulares o un préstamo online, que aplican un tipo de interés muy elevado y cuyo gancho para atraernos y compensar el altísimo costo consiste en la rapidez en su tramitación. También hay financieras que nos conceden el préstamo aunque estemos en algún fichero de morosos pero con la condición de que con parte del dinero que nos dan saldemos la deuda.