Préstamos online, ventajas e inconvenientes

prestamos-onlineEn los últimos años los préstamos online han alcanzado gran auge porque ofrecen la posibilidad de acceder a una pequeña financiación para solventar dificultades económicas puntuales. Los préstamos inmediatos son préstamos de escaso importe (no suelen sobrepasar los 15.000 euros) con un plazo de amortización corto (como mucho, por lo general 5 años). Son capaces de dar respuesta a nuestra solicitud dentro de la misma llamada e ingresarnos el dinero incluso en 24 horas sin que tengamos que facilitar documentación ni dar explicaciones sobre el destino de los fondos.

Una de las principales señas de identidad de estos préstamos es que pueden solicitarse por teléfono, como hemos comentado y nos darán respuesta en la misma llamada, o bien por Internet, rellenando un formulario en la web de la entidad financiera, y nos darán respuesta en el mismo formulario o mediante llamada telefónica.

Los bancos y cajas están incluyendo cada vez más en su cartera de productos este tipo de préstamos personales, bajo la denominación de préstamos preconcedidos o préstamos preautorizados, de manera que ya no es un producto exclusivo de otras entidades financieras, como hasta ahora. La única diferencia es que los bancos y las cajas reservan estos préstamos preconcedidos exclusivamente a sus clientes, mientras que Mediatis, Cetelem, Cofidis o Accordfin, entre otras, lo ofrecen a cualquier persona, sea cliente suyo o no.

Ventajas de los préstamos online:

  1. Comodidad, puesto que pueden solicitar y contratar desde casa, por teléfono o por internet.
  2. No hay que presentar ningún tipo de documentación.
  3. En algunos casos no importa que el cliente esté en el RAI o en el ASNEF. Te conceden el préstamo online igualmente. Si estamos ante un préstamo preconcedido o preautorizado de un banco o una caja, sí será fundamental no figurar en ninguno de esos registros, puesto que en caso de que estemos incluidos en el RAI o en el ASNEF, casi con toda seguridad nos denegarán el préstamo.
  4. Cuando solicitamos el préstamo no tenemos que dar explicaciones sobre el destino de los fondos.
  5. El plazo de amortización de los préstamos rápidos es corto, como máximo cinco años.
  6. En caso de que nos concedan el préstamo online, tendremos abonado el dinero en dos o tres días.
  7. En los casos de financieras como Cofidis, Cetelem, Mediatis, etc, no es necesario cambiar de banco.
  8. La oferta de préstamos online o préstamos rápidos es muy amplia. Casi todas las entidades financieras comercializan este producto.

Inconvenientes de los préstamos online:

  1. El importe máximo no suele superar los 15.000 euros, por lo que sólo cubren pequeñas necesidades financieras.
  2. La mayoría de entidades que comercializan los créditos online cobran comisión de apertura, de estudio y de amortización parcial o total, de entre un 1 % y un 3 %.
  3. Los intereses de estos préstamos suelen ser bastante más altos que los de un préstamo convencional, aunque cada vez más los bancos y cajas los ofrecen a través de sus webs y a unos tipos de interés competitivos.
  4. En caso de impago de alguna cuota del  réstamo online, tanto los intereses de demora, como los gastos por devolución de recibo son considerablemente elevados.

Los préstamos online son una opción para cubrir pequeños imprevistos, pero debemos valorarla junto con otras posibilidades. Por ejemplo, en caso de que el importe que necesitemos no sea muy alto, puede ser interesante financiarlo con tarjeta de crédito, utilizando la forma de pago aplazado. A veces, los intereses que nos cobra el banco o caja por aplazar el pago son inferiores que los del préstamo online.

Por otro lado, en función de para qué necesitemos el dinero, en muchas empresas se contempla la posiblidad de otorgar al trabajador un anticipo de la nómina, a tipo de interés 0 %. Para saber los importes y los requisitos habrá que consultar el convenio colectivo que sea de aplicación. Por último, siempre está la variante de pedir el dinero prestado a los familiares o amigos.