Ventajas e inconvenientes de la nueva ley de servicios de pago

 

ventajas-e-inconvenientesLa nueva ley de servicios de pago mejora la seguridad de los usuarios de estos servicios, aunque también plantea algunos inconvenientes.

De cara al usuario, la nueva ley ofrece las siguientes ventajas:

  • Consigue unificar toda la legislación bancaria de la Unión europea, y beneficia sobre todo a los que viajan con frecuencia al extranjero, puesto que es posible ya operar con una sola cuenta corriente en todo el ámbito europeo, utilizar las tarjetas de crédito o débito o domiciliar pagos en cualquier país de la Unión.
  • Se impone un límite al usuario de 150 euros ante el uso fraudulento derivado de la pérdida o robo de la tarjeta de crédito o débito o de libretas de ahorro.
  • Se incrementa el plazo para devolver un recibo con el que  no se esté de acuerdo, pasando de cuatro a ocho.
  • La fecha contable de una operación debe ser la misma que la fecha valor. Esto nos evitará por ejemplo, situaciones de descubierto en la cuenta.
  • En los ingresos en efectivo y siempre y cuando se trate de consumidores, la fecha valor y la fecha de recepción del dinero debe ser idéntica y, por tanto se podrá disponer de la cantidad ingresada en el acto. Para los no consumidores, se puede pactar que la disposición del dinero se produzca al día siguiente hábil.
  • A partir del 1 de Enero de 2012 cualquier orden de pago se abonará como muy tarde al final del día hábil siguiente a darse la orden si ésta fue electrónica, y un día más si la orden se dio en papel.
  • Los consumidores disponen, por primera vez, de un marco legal que proteja sus intereses, regulando no sólo los aspectos institucionales de los servicios financieros sino también el régimen contractual y de responsabilidad de las entidades de crédito.

Como principales inconvenientes de la ley, que a su vez se convierten en ventajas para las entidades de pago, tenemos:

  • Sólo va a ser posible devolver recibos si en la autorización previa que el usuario dio, no se fija el importe exacto y el cargo es superior al esperado. Probar que el importe cargado es superior al que se estimaba es más que complicado si hablamos de los recibos de suministros, tales como luz, agua, gas, teléfono, etc, en el que los importes varían continuamente de un mes a otro.
  • Con la cláusula de gastos compartidos, se pueden soportar comisiones que hasta ahora no existían, puesto que permite compartir los gastos de una transacción, entre ordenante y beneficiario.
  • Se contempla la posibilidad de que la comisión que hasta ahora pagaban los comerciantes por el uso de las tarjetas de crédito en su establecimiento, sean repercutidas a los usuarios, por lo que si queremos ahorrarnos la comisión, deberemos llevar efectivo para abonar nuestras compras.
  • Al reducir la nueva norma el número de días en que los fondos deben estar disponibles para el beneficiario, pasando de los dos o tres días actuales, al día siguiente, la pérdida que puede suponer para los bancos o cajas esta reducción de los días en que puede rentabilizar por cuenta propia el dinero en tránsito puede propiciar el encarecimiento de los servicios de pago, a fin de compensar dicha pérdida.