¿Quiénes pueden actuar como entidades de pago?

entidades-de-pagoSe rompe el monopolio de los bancos y cajas, puesto que la Ley recoge que estos servicios los pueden prestar las entidades de crédito y las “nuevas entidades de pago”. Permite que empresas dedicadas a otras actividades económicas, como grandes superficies o concesionarios, puedan solicitar autorización para operar como entidades de pago, y establece los mecanismos de acceso necesarios para que estos nuevos operadores accedan a los sistemas de pago en igualdad de condiciones que las entidades financieras. Podrán otorgar créditos siempre que su finalidad sea la realización de una operación de pago y que el plazo de reembolso sea como máximo de 12 meses.

Todas estas entidades deben solicitar, para poder operar como entidades de pago, autorización especial del Ministerio de Economía y Hacienda, y se inscribirán, antes de iniciar su actividad, en el Registro Especial de Entidades de Pago que se creará en el Banco de España. En este Registro estarán reflejadas también todas sus sucursales o agentes. Será un registro público, accesible a través de Internet, y en el que se harán constar los servicios de pago que puede ofrecer cada entidad.

Quedan bajo la supervisión del Banco de España, con una regulación similar a la de los bancos y las cajas, y tienen prohibido la captación de depósitos de los clientes.

Habilita también para prestar estos servicios a las administraciones públicos y a la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos.