Solicitar hipoteca autoconstrucción

La inmensa mayoría de bancos y cajas tienen la hipoteca autoconstrucción en su cartera de productos, bien bajo este nombre o como préstamo promotor, pero pocas veces la publicitan en su web. Si necesitamos financiación, esta es la única opción para construirnos nuestra propia vivienda, puesto que cualquier otro tipo de préstamo hipotecario nos obligará a tener la vivienda completamente finalizada e inscrita en el Registro de la Propiedad.

Si vamos a solicitar una hipoteca autoconstrucción debemos tener en cuenta que este es un producto que nos obliga a ser muy calculadores sobre el dinero que necesitamos y lo que nos va a costar la edificación. Debemos estar muy seguros de que el presupuesto que nos han dado esté cerrado, y disponer además de ahorros previos. Evitaremos así quedarnos sin dinero si los costes de la obra suben o surgen imprevistos que impidan que podamos finalizar la construcción de nuestra casa.

Todos los préstamos hipotecarios, y esta modalidad no deja de ser uno de ellos, nos obligan a contratar productos vinculados (seguros de vida, sobre todo). Es muy importante consultar al banco el precio de estos productos que nos van a obligar a contratar, para  saber exactamente cuánto nos va a costar al mes nuestra hipoteca.

Al solicitar una hipoteca autoconstrucción, a la documentación económica que nos solicitará el Banco o caja para estudiar nuestra solvencia debemos añadir la siguiente, relativa a la vivienda que queremos construir:

  • Tanto si el banco contempla la posibilidad de financiar la adquisición del terreno (que no suele ser habitual) como si nos obliga a que sea ya de nuestra propiedad, debemos aportar la escritura de la parcela y nota simple del Registro de la Propiedad.
  • Proyecto de obra visado por el Colegio de Arquitectos, con una memoria detallada de las calidades de construcción.
  • Un presupuesto técnico de la empresa a la que hemos encargado la construcción de la vivienda. En él vendrá detallada por ejemplo, la albañilería, la fontanería, la electricidad, etc.
  • La licencia de obras concedida por el Ayuntamiento del término municipal donde esté ubicado el solar sobre el que vamos a construir el chalet.