Retenciones IRPF. Retenciones IRPF en nómina

Todos los años un número importante de contribuyentes debe presentar la declaración de la renta a través del modelo 100, que recoge todos los ingresos que hemos obtenido, algunos gastos y determinadas deducciones, y las famosas retenciones IRPF, que vemos en nuestra nómina todos los meses.

¿Qué son las retenciones IRPF?.

Según las palabras de la Agencia Tributaria se trata de “cantidades que se detraen al contribuyente por el pagador de determinadas rentas, por estar así establecido en la ley, para ingresarlas en la Administración tributaria como anticipo de la cuota del impuesto que el contribuyente ha de pagar”. Vamos a explicarlo en palabras que pueda entender la generalidad de los contribuyentes, porque si por algo se ha caracterizado Hacienda y en general la Administración, es por utilizar un lenguaje farragoso y denso, que a mucha gente le cuesta entender.

Las retenciones IRPF en nómina es aquel porcentaje de nuestro sueldo que el empresario nos descuenta, porque la Ley le obliga, en concepto de anticipo del impuesto, de manera que cuando hagamos la declaración de la renta, al resultado que nos dé, debemos descontarle lo que ya hemos ido pagando por adelantado cada mes.

Retenciones de IRPF en nómina.

Para el cálculo de las retenciones IRPF en la nómina, la Agencia Tributaria tiene en cuenta varios factores entre los que podemos destacar el importe del salario, la situación familiar del contribuyente, posibles discapacidades, duración del contrato, etc. Las circunstancias personales las conoce nuestro empresario porque a principios de año hemos tenido que rellenar el modelo 145. Recuerda que cada vez que varíen nuestras circunstancias personales (nos hemos casado o divorciado, ha nacido un hijo) debemos comunicar esta variación rellenando de nuevo este modelo. Con estos datos y las tablas de retención IRPF que aprueba el Gobierno todos los años el empresario puede practicar la retención en nómina correctamente.

Hay unos importes mínimos, que no están sujetos a retención:

minimo-retencion-irpf

Superados esos importes, se aplican los porcentajes de retención, en función del siguiente cuadro, pero hay que tener claro que se modifican en función de varios factores, tales como temporalidad del contrato, que hayas cobrado por ejemplo horas extras o un bonus, etc.

tramos-retencion-irpf

En cualquier caso, y de forma orientativa, dispones de una calculadora de retenciones IRPF en la página de la Agencia Tributaria para que de forma muy aproximada (ya hemos visto que el porcentaje varía en función, entre otras cosas, de un aumento de sueldo, pagas de beneficios, o que nazca un nuevo hijo, por ejemplo) puedas saber qué retenciones de IRPF te corresponden. Deberás rellenar una serie de pantallas con tus datos personales y laborales reales.