Mínimo para hacer la declaración de la renta 2016.

Mínimo declaración renta 2016Es fundamental a la hora de cumplir con nuestras obligaciones tributarias saber quién está obligado a hacer la declaración de la renta. Ante la ausencia de Presupuestos Generales del Estado, que son los que marcan cada año los límites a partir de los cuales debemos presentar nuestro IRPF, el importe mínimo para hacer la declaración de la renta 2016 es exactamente el mismo que en la pasada campaña de la renta 2015.

Como regla general, no están obligados a hacer la declaración de la renta aquellos contribuyentes con ingresos por rendimientos íntegros del trabajo inferiores a 22.000 euros, es decir, sin descontar las cuotas de la Seguridad Social o Mutualidades ni las retenciones IRPF, con matices:

  • El límite de 22.000 euros entra en juego si sólo tenemos un pagador, o cuando siendo más de uno, la suma de las cantidades percibidas del resto de los pagadores no supera los 1.500 euros brutos anuales.
  • El límite baja a los 12.000 euros si tenemos más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y siguientes pagadores supera los 1.500 euros, o hemos percibido pensiones compensatorias por separación o divorcio o cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a practicar retenciones en la nómina, como por ejemplo las empleadas de hogar.

El mínimo para hacer la declaración de la renta es el mismo ya sea para declaraciones individuales como conjuntas, pero a la hora de computar los pagadores, se considera cada miembro de la unidad familiar por separado.

Para determinar quién está obligado a hacer la declaración de la renta, hay que tener en cuenta que se consideran rendimientos del trabajo las prestaciones del SEPE, las pensiones de jubilación o cualquier otra pensión o ayuda que recibamos del Estado. Por tanto, si estamos en paro o jubilados, y superamos los 22.000 euros brutos anuales en concepto de prestación o pensión, estaremos obligados a hacer la declaración de la renta. Y si nos hemos quedado en paro o jubilado en el transcurso del año, tendremos igualmente que presentar la declaración a partir de 12.000 euros si lo cobrado por este último concepto supera los 1.500 euros.

Además de los mínimos por rendimientos del trabajo, hay otros que nos pueden obligar a presentar declaración. Por ejemplo, si superamos los 1.600 euros por los intereses de nuestras cuentas y depósitos, o si nos dieron una ayuda para compra de vivienda de V.P.O. por más de 1.000 euros. Y ello con independencia de que por rendimientos del trabajo no estemos obligados a declarar.

Por último, conviene tener presente que aunque no lleguemos al mínimo para hacer la declaración de la renta 2016, es recomendable hacerla y si nos sale a devolver, presentarla. Para ello ya no podremos utilizar el Programa Padre, que ha desaparecido, y tendremos que acudir a la aplicación Renta Web.