Mínimo para hacer la declaración de la renta 2018.

La Ley del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas obliga a hacer la declaración de la renta por todas las rentas obtenidas por quienes hayan tenido su residencia fiscal en España, esto es, que hayan vivido en territorio español al menos 183 días en un año natural. Pero además del requisito de la residencia, fija unos mínimos por debajo de los cuales no hay que presentar la declaración. Para la próxima campaña de la renta 2019, el mínimo para hacer la declaración de la renta 2018 queda fijado como sigue:

Rendimientos del trabajo por cuenta ajena. Si hemos tenido un solo pagador, no tenemos obligación de hacer la declaración de la renta si no hemos llegado a los 22.000 euros brutos anuales. Si hemos tenido más de un pagador, pero la suma del segundo y siguientes no llega a los 1.500 euros anuales, el mínimo para hacer la declaración se mantiene en los 22.000 euros. En caso contrario, ese mínimo baja a los 12.000 euros. Es importante reseñar que todos los pagos de la Seguridad Social (prestaciones, ayudas, etc.) se consideran rendimientos del trabajo, y tendrán que ser tenidos en cuenta a la hora de establecer el mínimo. En caso de declaraciones conjuntas, el límite de los 22.000 euros es conjunto. No se duplica, pero sí se consideran de forma individual los pagadores, de manera que un matrimonio que trabaje cada uno en una sola empresa, tendrá un límite conjunto de 22.000 y no se consideran dos pagadores, sino uno.

Rendimientos del trabajo por cuenta propia. Los autónomos están obligados a hacer la declaración de la renta si han obtenido ingresos superiores a 1.000 euros. Así que prácticamente la totalidad de los autónomos deben hacer la declaración de la renta en 2019. Por lo menos, y poco a poco, van siendo tratados a efectos de la declaración de la renta como cualquier otro contribuyente, y ya algunos perfiles tienen derecho a que la Agencia Tributaria les confeccione la declaración de la renta a través del servicio de cita previa para la declaración de la renta.

Rendimientos del capital mobiliario. Se trata de intereses de cuentas corrientes, depósitos, premios de concursos y sorteos o juegos online, entre otros. En este caso el mínimo para realizar la declaración de la renta 2018 por este concepto se fija en 1.600. Recordar que debe tratarse de ingresos sometidos a retención o ingreso a cuenta.

Rendimientos del capital inmobiliario y del capital mobiliario no sometido a retención. Aquí se incluyen también los rendimientos procedentes de letras del Tesoro y subvenciones que te hayan concedido para compra de vivienda de protección oficial o precio tasado. La cantidad mínima para hacer la declaración de la renta en este caso está fijada en 1.000 euros.

Que no exista obligación de declarar no quiere decir que no puedas hacer la declaración de la renta. Es más, es aconsejable hacerla. Entra en la aplicación Renta Web y realiza la propuesta de declaración. Si la renta sale a devolver, preséntala.

Recuerda además, que si cobraste prestación de maternidad en 2018, el Tribunal Supremo ha dictaminado que está exenta de retención, por lo que tienes derecho a que te devuelvan las retenciones IRPF por este concepto. Si es tu caso, en la declaración de la renta de este año tendrás una casilla que deberás marcar para que te devuelvan lo retenido de manera improcedente.

Por último, y según el calendario del contribuyente 2019, tienes hasta el 26 de junio para presentar la declaración de la renta por internet, por teléfono o físicamente, si te salió a ingresar y domicilias el pago, y hasta el 1 de julio en el resto de los casos.