Deducción por compra de vivienda habitual en la renta 2012

La deducción por compra de vivienda habitual que nos podemos aplicar en la declaración de la renta 2012 vuelve a recuperarse tal y como estaba antes de la reforma del anterior gobierno.

La característica más importante de la deducción por compra de vivienda habitual en 2012, es que tiene carácter retroactivo. Así, todos aquellos que compraron su vivienda a partir del 1 de Enero de 2011, podrán aplicarse la deducción en su declaración de la renta, sin límite en cuanto al nivel de renta por debajo del cual se puede aplicar la deducción.

La cuantía máxima que podremos deducirnos en concepto de deducción por compra de vivienda habitual en nuestra declaración de la renta 2012  será 1.356 euros, puesto que se establece que lo máximo que podremos declarar como gastos son 9.040 euros y de ahí sólo nos deduciremos el 15 %.

En la deducción por compra de vivienda habitual podremos incluir tanto el capital como los intereses del préstamo hipotecario que hayamos solicitado para comprar nuestra vivienda, así como los gastos de Notario y Registro de la Propiedad de la escritura de compraventa.

Lo mejor para estar seguros de que nos aplicamos correctamente la deducción por compra de vivienda habitual es utilizar el programa padre para la declaración de la renta 2012, que calculará por nosotros lo que nos podemos deducir, y que tiene un buen programa de ayuda al que podemos acudir para aclarar nuestras dudas. Otra opción es solicitar cita previa para la declaración de la renta 2012, y que especialistas de la Agencia Tributaria nos confeccionen nuestra declaración.