Declaración de la renta 2018 por internet, sin papeles

Si estabas acostumbrado a presentar la declaración de la renta en papel, imprimiendo tu impreso y llevándolo al banco o a las oficinas de Hacienda, olvídate. Salvo una pequeña excepción que comentaremos más adelante, estás obligado a presentar la declaración de la renta 2018 por internet, sin papeles.

A pesar de que el calendario del contribuyente 2019 daba a entender que la campaña de la renta 2018 iba a ser como las demás, y que a partir del 14 de mayo podíamos ir con nuestro modelo 100 a la ventanilla del banco, una orden ministerial de 4 de Marzo de 2019 ha suprimido esa posibilidad. Podrás imprimirla para revisarla, pero no podrás presentarla.

Según la Agencia Tributaria, apenas 350.000 contribuyentes presentaban la renta en papel, cifra que consideran insignificante, y por lo tanto suprimen la posibilidad. Según la propia Agencia Tributaria, el hecho de imprimir las predeclaraciones generaba duplicidades y, por tanto, retrasos en el pago o devolución del IRPF.

Nos indican que era frecuente que los contribuyentes elaboraran su declaración a través de Renta Web y justo antes de confirmarla imprimían la predeclaración sin confirmar. Los datos, sin embargo, ya quedaban incorporados a la base de datos de la Agencia Tributaria. Estos contribuyentes luego consultaban el modelo impreso con su asesor o con su banco, pero ocurría que el banco o el asesor también lo presentaba. Esto producía duplicidades y generaba problemas de comprobación, con el consiguiente aumento de costes y retrasos a la hora de la devolución. Con esta medida afirman que puesto que tres de cada cuatro declaraciones de la renta salen a devolver, el trámite de devolución se va a agilizar aún más.

Por tanto, las opciones de que dispone el contribuyente para presentar la declaración de la renta 2018 sin papeles, pasan por confeccionarla uno mismo a través de Renta Web y presentarla, acudir a un gestor para que te la confeccione, o valerte del servicio de cita previa para la declaración de la renta, bien presencial, bien por teléfono. En cualquier caso, la declaración de la renta se tiene que presentar sólo por internet.

Tan sólo en el hipotético caso de que estés en los últimos cinco días de campaña, la declaración de la renta te salga a ingresar y quieras domiciliar el pago, podrás presentarla en papel. Decimos hipotético, porque aunque la Agencia Tributaria deja entrever que existe esa posibilidad, en el calendario del contribuyente 2019 se indica expresamente que el plazo para presentar estas declaraciones finaliza el 26 de junio, por tanto presentarla después supondría hacerlo fuera de plazo.

Como ves, la propia Agencia Tributaria da bandazos y no define bien los criterios de presentación de la declaración de IRPF. Publica un calendario con una opción (la del 14 de mayo) para presentar físicamente las declaraciones, que tres meses después anula, y ahora deja abierta la puerta a una presentación en papel, que claramente, según el calendario del contribuyente 2019 queda fuera de plazo. Nuestro consejo: no te arriesgues, y presenta la declaración de la renta por internet.