Comprar pisos de bancos.

Comprar-pisos-de-bancosDebido a la crisis, la mayoría de cajas y bancos disponen de una cartera de inmuebles (viviendas, locales, plazas de garaje, etc) tanto nuevas como de segunda mano procedentes de embargos y ejecuciones de hipoteca a los que tienen que dar salida. Aunque cada vez van siendo más las entidades que optan por ofrecer los pisos en alquiler, la mayoría siguen prefiriendo la venta de su stock.

Comprar pisos de bancos puede ser una buena idea, pero hay que mirar mucho. No todas las entidades ofrecen descuentos significativos, e incluso se pueden dar casos de que bajo el reclamo de que la concesión de la hipoteca es muy fácil, la vivienda te sale más cara que comprarla a un particular.

¿Qué debo tener en cuenta antes de comprar pisos de bancos?.

No visites sólo un portal inmobiliario. Consulta todas las webs inmobiliarias de bancos que se te ocurran. Revisa bien los anuncios, compara precios y concierta visitas. Ahora mismo, los que a nuestro juicio nos parecen más atractivos en cuanto a volumen de viviendas son los de La Caixa (Servihabitat), bbvavivienda.com, la inmobiliaria del Banco Santander, o Solvia, de Banco Sabadell. En cuanto a los precios, a priori, no nos parecen demasiado atractivos, pero algunas entidades se avienen a negociar el precio en mayor o menor medida.

Ten en cuenta que la mayoría de las viviendas de bancos no suelen estar en muy buen estado interior que digamos, por lo que necesitarás realizar una reforma profunda. Eso va a encarecer el precio final del piso.

No te dejes atraer por las condiciones supuestamente inmejorables de la hipoteca que te ofrezcan. Ahora mismo los bancos y cajas están abriendo de nuevo el grifo del préstamo hipotecario y está empezando a haber más competencia. Además, que compres la vivienda a un determinado banco no te garantiza que te vayan a dar el préstamo.

No te comprometas a nada sin haber solicitado una nota simple actualizada, del Registro de la Propiedad. Si la vivienda reamente procede de una ejecución hipotecaria las cargas posteriores a esa hipoteca que se ejecuta se cancelan, pero no las anteriores y las tendrás que asumir cuando adquieras la vivienda.

Es imprescindible saber si la vivienda mantiene deudas con la comunidad de propietarios. Es más que frecuente que los bancos no estén al corriente de los gastos de comunidad, y tendrás que asumirlos tu como nuevo propietario. Te pueden exigir las deudas del año en que compras el inmueble y la de los tres años anteriores. Infórmate muy bien de si hay aprobadas derramas futuras o gastos extraordinarios, porque también tendrás que asumirlos. Para asegurarte todos estos extremos debes pedir al presidente de la comunidad un certificado que detalle todos estos puntos.

Aunque la ley ampara al comprador en la compraventa de viviendas y le otorga 6 meses para reclamar por posibles vicios ocultos, lo normal es que los bancos vendan la vivienda utilizando en la escritura la expresión “como cuerpo cierto”, triquiñuela legal que anula los seis meses de margen para reclamar. Otro dato a tener en cuenta a la hora de comprar un piso a un banco.