Comprar pisos embargados de bancos y cajas

Comprar-pisos-de-bancosComo hemos comentado anteriormente se modificará la normativa del IRPF, desaparecerá la deducción por adquisición de vivienda habitual y es lógico plantearnos si es buen momento para comprar casa.

Tenemos que valorar qué nos puede convenir más: Si comprar deprisa y corriendo para aprovechar la deducción en el IRPF a la que seguramente ya no tendremos derecho si compramos en 2011, o esperar a que los precios de las viviendas sigan bajando, puesto que algunos expertos en la materia auguran que la vivienda va a seguir bajando en los próximos años hasta un 15 %. Si esto es así, no compensa precipitarse en la compra de la vivienda antes de que finalice este año.

Nosotros nos inclinamos a pensar que acelerar la compra de la vivienda no es la mejor opción, puesto que los precios seguirán bajando. Una buena opción es consultar periódicamente los portales de las inmobiliarias de bancos y cajas, donde con paciencia y sin prisa, podríamos encontrar el piso a nuestra medida a buen precio, aunque no podamos disfrutar de la deducción por compra de vivienda habitual.

Lo que sí debemos tener en cuenta es que muchos de los pisos que venden los bancos proceden de subastas por impago de la hipoteca, que ponen a la venta sin que los anteriores propietarios lo hayan abandonado. No podremos visitar el piso y nos arriesgamos a que cuando podamos entrar en él, no sea precisamente habitable, teniendo que invertir en él un importe considerable en su reforma que habría que sumar al préstamo hipotecario.

En cualquier caso, no nos precipitemos. Los bancos y cajas necesitan deshacerse de los pisos adjudicados por embargos casi a cualquier precio. Analicemos bien lo que nos venden, lo que nos cuentan y lo que vemos, para asegurarnos de que hacemos una buena compra. Y en cuanto a la hipoteca, además de valorar las condiciones del banco o caja que nos vende el piso, estudiemos otras para ver cuál nos puede convenir. Buscando y comparando podemos encontrar lo que estamos buscando en unas condiciones beneficiosas.