Inicio > Deudas > Consolidación de deudas. Ventajas de la consolidación

Consolidación de deudas. Ventajas de la consolidación

consolidacion-de-deudasLa recesión económica que venimos padeciendo desde hace unos años ha provocado que nos hayamos visto obligados a solicitar préstamos para poder adquirir mobiliario, coches, afrontar situaciones extraordinarias imprevistas, etc. Eso se traduce en que tenemos varios préstamos personales de distintos importes, a distinto plazo y con diferentes tipos de interés, lo que conlleva que paguemos cuotas muy diversas. Si a eso unimos que utilizamos cada vez más la tarjeta de crédito para financiar nuestras compras, puede convenirnos una consolidación de deudas, también llamada reunificación de deudas.

En función del importe que vayamos a reunificar, podremos acceder a un préstamo personal o nos veremos obligados a contratar una hipoteca. Es importante valorar las distintas ofertas de los bancos y cajas y estudiar cuál es nuestra mejor opción.

Entre las principales ventajas de la consolidación de deudas se pueden destacar las siguientes:

1.- Refundiremos todas nuestras deudas en una sola, pudiendo agrupar tanto la hipoteca, como los préstamos personales, como el dispuesto de la tarjeta de crédito. Con ello conseguimos pagar una sola cuota mensual. De esta manera podremos organizar mejor nuestra economía doméstica, porque podemos llegar a ahorrarnos hasta el 50 % de la cuota que pagábamos antes de la consolidación y obtener un margen de ahorro.

2.- Es más que probable que podamos reducir el tipo de interés, sobre todo si en la consolidación de deudas incluimos la tarjeta de crédito, puesto que en su modalidad de pago aplazado el tipo de interés que aplican es realmente alto. La media de los tipos de interés de las deudas que reunificamos será así más alto que el tipo de interés resultante de la reunificación de deudas.

3.- Si nuestras deudas las tenemos con distintos bancos o cajas, con la consolidación de deudas pasamos a tener un único acreedor.

4.- Con la consolidación de deudas podemos además elegir el periodo de amortización que más nos convenga. Lo único que debemos tener en cuenta es que pagaremos más intereses si el préstamo personal resultante de la unificación lo contratamos a ocho años, por ejemplo, que si lo contratamos a cinco. Igualmente podemos elegir cómo pagamos la cuota. Aunque lo normal es que paguemos la cuota mensualmente, en función de nuestros ingresos y circunstancias personales, se puede elegir pagar cada dos, tres, cuatro o seis meses. Hay algunos bancos o cajas que limitan estas opciones, por lo que conviene informarse bien primero.

5.- La consolidación de deudas nos ayudará a realizar un lavado de cara importante de nuestro historial crediticio. No es lo mismo, de cara a solicitar nueva financiación, tener una hipoteca, dos préstamos personales y una tarjeta de crédito, que un solo préstamo.

6.- Sanear nuestra economía doméstica con una consolidación de deudas, nos ayudará a evitar que nos incluyan en los registros de morosos como consecuencia de algún impago por falta de planificación.

Otras búsquedas:

consolidacion,consolidacion de deudas bbva

Artículos relacionados:


Comentarios cerrados.